Siria, cuatro años de catástrofe humana

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías de Amina Hussein tomadas en Suruç (Turquía) y en el campo de refugiados de Domiz (en el Kurdistán de Iraq).

Amina Hussein (@aminahekmet)- Los sirios estaban esperanzados. Pensaban que su dictadura acabaría igual que las de Egipto y Túnez, pero estaban equivocados. Con más de 6,5 millones de refugiados, 7 millones de desplazados dentro de país, y la mayor parte del país destruido, el conflicto Sirio cumple el próximo 15 de marzo cinco años.

Bajo el título ‘Siria, cuatro años después: La primavera mustia’, tuvo lugar en Inusual Project en Barcelona la charla sobre el conflicto sirio. Sus causas, consecuencias y los factores, tanto exteriores como interiores, que intervienen es esa guerra.

Siria, los hermanos musulmanes y el régimen de Assad

Siria es un país árabe, gobernado desde 1971 por el Partido del Baas. Un partido de base comunista y laica que entró en conflicto con los Hermanos Musulmanes, de ideología basada en el Islam. “Los Hermanos Musulmanes no aceptaban una vida democrática, ni un partido laico”, afirma Mohammed Bitari periodista y colaborador de varios diarios árabes.

“Los conflictos entre los Hermanos Musulmanes y el régimen empezaron desde 1977 hasta 1982 o mejor dicho desde la instauración del último. En las ciudades del centro de Siria, tanto Homs como Hama, el régimen actuó con brutalidad contra unas manifestaciones pro-Hermanos Musulmanes”. El régimen pudo acabar con ese partido. Detuvo la mayoría de sus militantes, los mataron e incluso los ejecutaron. “No hay una familia de Hama sin una víctima”.

Siria vivió un período de golpes de estado. Hasta que llegó el golpe realizado por Hafiz al Assad, la llamada ‘Revolución correctiva’ que acabó con pocas libertades y llevó al país hacia posiciones represivas y sectarias. Assad padre gobernó con mano de hierro durante 30 años. “Fue una dictadura fascista con todo el sentido de la palabra. Estaba prohibida la entrada de periodistas extranjeros. Estaba prohibido manifestarse contra el régimen”. Fueron décadas de crímenes.

Bashar Hafez al-Asad, actual  gobernando de Siria  desde el año 2000, tras suceder a su padre, llegó al poder sin ningún tipo de elecciones, como si el país fuera una monarquía y no una república.

En un primer momento parecía reformista, hasta que llegaron las manifestaciones contra su régime en el 2011, y ordenó una represión masiva y asedios militares contra los manifestantes.

La primavera árabe en Siria y el papel de los kurdos en la revolución siria.

El conflicto sirio empezó en 2011 con unas protestas pacíficas en la ciudad de Daraa, al sur del país. Los manifestantes pedían reformas democráticas pero la mayoría de las manifestaciones fueron reprimidas. El régimen envió al ejército a las calles y empezó a matar a los civiles. “La primavera árabe no nace de nada. Hay un conjunto de movimientos sociales que tuvieron un papel muy importante”, lo explica David Meseguer, periodista independiente.

En Siria, a parte de los árabes, hay unos tres millones de kurdos. Viven al noreste del país. Es una minoría reprimida, la mayoría ni siquiera tenía la nacionalidad siriana. La obtuvieron finales del 2011. Además, a partir del 2012 el régimen retira a sus tropas de la zona kurda, de esa manera el PYD (el Partido de la Unión Democrática, según sus siglas en kurdo) toma el control de las ciudades de mayoría kurda: Qamishlo, Afrin y Kobané. Y así los kurdos se mantuvieron alejados de la Revolución, aunque en un primer momento, en las zonas kurdas, hubo manifestaciones y protestas contra el régimen.“Las protestas en Siria eran trasversales. Participaban todos: mujeres, hombres, tanto árabes como kurdos”.

Al finales del 2011 se organizó la oposición. Algunos jóvenes que dejaron de estudiar e incluso combatientes de ejército del Assad desertaron y formaron el Ejército libre de Siria. Soldados que no querían matar a su propio pueblo.

La internacionalización del conflicto sirio

Tres factores hicieron que ese conflicto se internacionalizara “refugiados, el afecto desborde y la intervención de actores exteriores” lo explica Jordi Quero, licenciado en política y profesor en la Universidad Pompeu Fabra. “Los países vecinos sufren las consecuencias de esa guerra. Turquía y Lebanon reciben a muchos refugiados”. Llegan a Lebanon alrededor de 1.200.000 refugiados y a Turquía 750.000. Eso a comportado un desequilibrio en estos países.

Muchos actores y países exteriores intervienen de una manera indirecta en el conflicto sirio. Países del Golfo, tanto Arabia Saudí como Catar, que empiezan a apoyar a unos grupos y no a otros. Además llegaron a Siria combatientes yihadistas de otros países y están empezando a formar grupos islamistas radicales; EI y Frente Al Nusra. Todo este conjunto de factores está haciendo que el conflicto parezca uno de los más graves y muy difícil de solucionar.

Anuncios

Acerca de BarcelonAsia

Somos tres estudiantes de periodismo de la UPF, curiosos por conocer nuevas culturas, que vamos a informaros de toda la actualidad de la cultura asiática en Barcelona. ¡Estad atentos!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s